¿Sabes cómo armar un fondo de emergencia?

fondo de emergencia destacada

La libertad financiera no se consigue ganándonos la lotería. Esa ansiada libertad solo se consigue quemando etapas con mucha constancia, sacrificio y dedicación. El día de mañana, tendrás la tranquilidad y seguridad económica que tanto anhelas. Una etapa fundamental a la que debemos habituarnos es al ahorro; y dentro del ahorro, una base de este hábito es saber armar un fondo de emergencia.

No hay nada que sustente más nuestras finanzas personales que el ahorro. Pero más allá de este hábito eficiente, un fondo de emergencia es como un “seguro a todo riesgo”. Es una parte del dinero ahorrado, destinado para aquellos casos puntuales en los que su uso se hace imprescindible, sobre todo si no es planificado.

Es por eso que, en Diario al Día, te queremos enseñar a cómo armar un fondo de emergencia de forma sencilla, sin complicaciones. Revisamos lo que es, cómo podemos construirlo y otros consejos importantes a la hora de pensar en tener este hábito.

¿Qué es un fondo de emergencia?

Un concepto básico afirma que el fondo de emergencias es un dinero acumulado como respaldo ante cualquier imprevisto. Este dinero se usará para cubrir gastos no presupuestados, que pueden surgir en el diario vivir.

Es decir, el ahorro de este fondo no tiene un destino fijo. Lo que tiene es una condición clara: “emergencias”. Como características fundamentales te mencionamos las siguientes:

  • Este fondo nos permite proteger nuestras finanzas personales de los imprevistos. Así, no tendremos que pagar una emergencia con préstamos, que a la final nos endeudarán más.
  • Debe permitirnos tener liquidez con suficiente rapidez para atender la contingencia.

¿Qué problemas cuentan como emergencia?

Esta es una excelente pregunta y todo dependerá de ti. No todas las cosas que hacemos en el día a día tienen una urgencia como para usar este fondo. Por tanto, en este punto hacemos una pequeña diferenciación entre lo que es una emergencia y lo que no es, y empezamos con lo que no es “urgente”:

  • Ofertas y descuentos en los almacenes o supermercados no suponen una urgencia por la cual usar el dinero acumulado en este fondo.
  • Comer en la calle porque no llegarás a casa sino bien tarde.
  • Gastar para comprar un artículo que luego puedes reponer con otro dinero.
  • Cualquier eventualidad sin importancia que justifique usar lo ahorrado en el fondo para emergencias.

Ahora, las eventualidades que sí requieren el uso de este ahorro:

  • Situación de desempleo.
  • Accidentes, sin contar con un seguro contra esos imprevistos.
  • Si tenemos un problema médico urgente y necesitamos liquidez, podemos usar este fondo de emergencia para resolverlo.
  • Si se ha dañado un electrodoméstico importante, podemos usar el fondo para emergencias y resolver la eventualidad.
  • Problemas legales.
  • Resolver las consecuencias de desastres de tipo natural (huracanes, fuertes lluvias).

Razones para crear un fondo para emergencias

Un fondo de emergencias no permite solamente contar con dinero en caso de imprevistos. También te ofrece la posibilidad de tener:

fondo de emergencia tranquilidad
  • Mayor tranquilidad, pues en función de estudios psicológicos, se puede decir que para el 64% de la población, el dinero es un factor relevante de estrés. Esto último como consecuencia directa de una pésima salud financiera.
  • Protección ante malas decisiones.
  • Se pueden cumplir otros objetivos de vida, como crear un emprendimiento o tener suficiente dinero ahorrado para la jubilación.
  • El fondo de emergencia debe ser un dinero de rápida liquidez, pero separado de los instrumentos financieros que usamos en el día a día. Podemos usar algunos instrumentos tradicionales, pero sin sacrificar la liquidez. No se recomienda colocar este ahorro en plazos fijos o similares.
  • Permite fijarnos metas de ahorro. En caso de usarlo, nuestra prioridad después de resolver la contingencia es reponerlo en la medida posible. Así, siempre estará disponible para enfrentar futuras contingencias.

¿Qué cantidad puedo destinar para este fondo?

El dinero que destines para armar un fondo de emergencia, dependerá principalmente de tu situación financiera particular. Una pista importante: los expertos nos comentan que debemos estipular la cantidad en función del gasto y no del ingreso.

¿Con qué fin estimar el fondo a través del gasto? Para no sacrificar tanto el estilo de vida. Por tanto, es conveniente verificar el dinero promedio que gastamos en un período finito de tiempo (puede ser 3, 6 o más meses).

Cómo armar un fondo de emergencia – las estrategias más importantes

¿Quieres armar un buen fondo de emergencia? Pues en este punto te vamos a indicar los pasos más relevantes, que te permitirán armar este ahorro sin tantas complicaciones. Cada punto podemos estudiarlo como una estrategia separada, cada una de las cuales se encarga de cubrir situaciones diversas.

Es posible que al empezar un hábito como éste requiera usar todas las estrategias disponibles, debido a que está empezando un nuevo hábito.

Estrategia uno: crear un hábito de ahorro

No es algo fácil, pero debemos realizarlo. Para ahorrar, solo necesita apartar dinero de forma consistente, no importando el monto. Así, podrá ver crecer su fondo de forma más sencilla. Para los que no estén acostumbrados a ahorrar, aquí van unas recomendaciones para empezar:

  • Es importante colocarse metas para mantener la motivación. Una de ellas es armar el fondo de emergencias. Existen diversas herramientas que le ayudarán a planear su fondo y la cantidad de dinero que necesite apartar. Asimismo, si tienes un trabajo te ofrecemos 10 + 1 trucos para ahorrar al final de mes. Estos consejos pueden servirte para tener más dinero para destinar al fondo de eventualidades o emergencias.
  • Realice contribuciones de forma consistente. Probablemente al principio no serán todas las semanas, pero lo importante es que se trace una meta de aportar dinero al fondo de forma constante. Si puede aportar algo más que haga parte de este fondo, mucho mejor, porque llegará a su meta acumulable mucho más rápido.
  • Revise la forma en la que está ahorrando y qué cantidad está acumulando. Puede hacer una anotación en algún sitio específico de todos los aportes que realizas. Eso le dará la información sobre cómo avanzas en este objetivo.
  • Celebre el éxito de mantener de forma constante dinero ahorrado. Si ya alcanzó la meta estipulada con el fondo de emergencias, colóquese otra meta alcanzable.

Esta estrategia es útil para todas las personas, en especial las que van empezando con el hábito de ahorro y que tienen entradas constantes. Si tiene un salario constante, pues ayúdese a crear este hábito para armar su fondo de emergencia.

Estrategia dos: administración de los ingresos

El flujo de dinero es una forma de revisión y administración de nuestros ingresos y gastos de forma periódica. Si las entradas y las salidas no están debidamente sincronizadas, puede que termine el período sin que alcance el dinero.

Pero lo bueno es que, si lleva un control de todas sus cuentas, podrá decidir mejor cuáles de ellas ajustar para así dar más espacio al ahorro. Una forma sencilla de hacerlo es con una planificación. Por tanto, en Diario al Día le enseñamos con pasos fáciles y seguros cómo elaborar un presupuesto personal o familiar.

Es una de las mejores estrategias para todos, sea que estén comenzando o ya tengan experiencia armando un fondo de emergencias. No obstante, nosotros la recomendamos para aquellas personas con tendencias a gastar más de lo que su planificación le permite.

Estrategia 3: aproveche las oportunidades para ahorrar, no para despilfarrar

La mejor manera de ahorrar dinero y armar un fondo de emergencia es en aquellas épocas del año donde recibe más dinero. Podemos mencionar el cumpleaños; si trabaja, el “doble sueldo”, un aumento de salario, entre otros.

No caiga en la tentación de gastar todo lo que recibe en esas fechas. Guardar todo o una parte de ese dinero dentro del fondo podrá hacerle llegar más rápido a la meta propuesta.

Estrategia 4: ahorre con su empleo

Por último ¿Ahorrar con el empleo? Claro que se puede. Para ello deberá consultar con su empleador si se pueden dividir los pagos de sus ingresos. Esto es algo adicional a lo que su empleador contribuye para el fondo de jubilación.

Si usted recibe el salario de su trabajo a través de depósitos directos, pregunte si es posible realizar una división de los montos en dos cuentas separadas. Así, su dinero llegará a la cuenta donde usted está acumulando el fondo de emergencias sin sentirse tentado a gastarlo. Es una táctica recomendada para personas con ingresos consistentes.

Donde guardar el fondo de emergencia

Debajo del colchón, dirían nuestros viejos. Pero no. Ya no es necesario dejar ese dinero bajo el colchón, a disposición de insectos o roedores que puedan dañar su integridad física. Para guardar este dinero, deberá evaluar su situación financiera personal. Pero lo más importante es mantenerlo alejado de las posibilidades de gastarlo innecesariamente, sin sacrificar su liquidez.

Por tanto, en este punto le aconsejamos algunas opciones para resguardar el fondo de emergencia sin que se sienta tentado a gastarlo:

  • Una cuenta de banco separada de sus cuentas de gasto habituales, la cual debería ser de ahorro, para sacar algo de provecho con este dinero.
  • Podrás colocar tu dinero ahorrado también en una tarjeta prepagada.
  • Por último, pero no muy recomendado en economías inflacionarias, guardar una parte de tu dinero en efectivo.

Arma el mejor fondo de emergencia con Diario al Día

Esperamos que armar tu fondo de emergencia sea más fácil con nuestros consejos. No uses este fondo de emergencia para cosas sin importancia, úsalo sabiamente y si lo usaste, ¡no dejes el hábito de ahorrar! Si te gustó esta entrada, compártela en tus redes sociales o coméntanos sobre tu experiencia u otros tópicos relacionados en la caja de comentarios.