Ahorrar o invertir – descubre sus diferencias

ahorrar o invertir

¿Cómo están? Un tema de finanzas personales de Diario al Día donde analizamos ¿cuál es la diferencia entre ahorrar o invertir? Dos palabras que representan más que un hábito, son una decisión que cuidará nuestro dinero de una forma responsable.

Es natural que en ocasiones usemos ambos términos como sinónimos, y, aunque ambos puedan estar vinculados de forma conceptual, su diferencia fundamental radica en el tiempo y el riesgo que debes asumir en caso de practicarlos.

Si quieres saber más sobre este tema y necesitas conocer qué es más conveniente para tu economía, quédate con nosotros y descubre las definiciones y diferencias más resaltantes entre ahorrar e invertir bajo estas líneas.

Ahorrar o invertir – dos conceptos relevantes

Hay que definir los conceptos desde un principio para diferenciar entre ahorrar o invertir. La definición ayuda fuertemente para que puedas saber cómo quieres alcanzar una independencia financiera. Ahora bien, saber sus diferencias te evitará inconvenientes al momento de decidir qué hacer con tu dinero.

Ahorrar

¿Qué es ahorrar? Representa la acción de “guardar dinero” para diversos fines. Uno de ellos es de disponer de esa cantidad, cubriendo imprevistos en un futuro. En este último caso, la decisión es no gastarlo en el presente, sino guardarlo en un lugar seguro, pudiendo ser nuestra casa, un banco, donde elegiremos o no que gane intereses a nuestro favor.

ahorrar

La contra que más resalta de esta acción es que su valor puede depreciarse en el tiempo. Es lo que se conoce como proceso inflacionario, influyendo notablemente en el poder adquisitivo que tendrá en cada período. A más tiempo, es probable que su poder de compra sea menor.

¿En qué se puede ahorrar? Pues aquí tenemos algunas opciones que puedes estudiar para tu conveniencia:

  • Un depósito a plazo fijo; es una de las formas más viejas pero seguras para ahorrar.
  • Una cuenta de ahorro, donde mantendrás tu dinero ganando intereses.

Concepto de invertir

La definición de inversión va mucho más allá de solo guardar el capital. Invertir permite utilizar el capital que tengas destinado a ello para obtener una rentabilidad (ganancias) en un tiempo futuro.

La relevancia de esta definición lo representa el riesgo. La inversión expone nuestro capital a un nivel de riesgo determinado. Es decir, al invertir podemos tanto ganar como perder, y mientras mayor sea el riesgo, mayor es el potencial de rentabilidad o de pérdida.

Una de las cosas a tener en cuenta es la diversificación del capital, con el fin de que aumenten las oportunidades de obtener beneficios. Entre los ejemplos de inversión más resaltantes tenemos educación, activos financieros, una casa para arrendar, entre otros.

¿Cuáles son las formas de invertir más importantes? Puedes destinar parte de tus ingresos a planes de pensión, intercambio de divisas, fondos de inversión, CFD’s y más.

¿Cuáles son las diferencias entre ahorrar o invertir?

En un artículo anterior, hemos analizado el ahorro como una meta que nos permite tener cuentas claras, y te recomendamos que lo leas. En función de los conceptos podemos sacar diferencias entre ambos términos, que serán útiles para la decisión sobre qué forma de acción aplicar con tu capital.

Riesgo de la actividad

Como primer punto diferencia entre inversión y ahorro está el nivel de riesgo que se asume al invertir, lo que refleja la seguridad de la acción. Mientras en el ahorro existe una seguridad amplia (pues el riesgo es mínimo), en la inversión si se refleja un riesgo proporcional.

Cuando ahorras, el riesgo de perder dinero es casi inexistente, ya que el capital se guarda para disponer en otro momento futuro. En cambio, invertir genera un riesgo como resultado del producto de inversión que puede ser variable (menor o mayor).

Objetivo del capital

Otra de las diferencias importantes entre ahorrar e invertir es el objetivo que destinarás el dinero. Más que una diferencia, es un factor clave en lo que deseas conseguir.

Cuando ahorras, es necesario apartar determinada cantidad de dinero que no puedes disponer. En cambio, con la inversión, el dinero se dispone para colocar en productos que generan rentabilidad o beneficios.

Conocimiento previo

invertir requiere conocimiento

Para ahorrar no se necesitan conocimientos previos; prácticamente cualquier persona lo puede hacer e inclusive se puede automatizar este hábito de forma muy sencilla y hasta divertida. Muy diferente de la inversión, que sí requiere unos conocimientos previos para predecir y prevenir en el futuro. Asimismo, dependerá del tipo de inversión que realices.

Beneficio del dinero

¿Quieres que tu dinero obtenga beneficios? Si guardas tu dinero ahorrando, el concepto refleja que existirá una pérdida en su capacidad de compra. Es decir, el dinero pierde valor en el tiempo como producto de la inflación.

Ahora bien, en el caso de la inversión, si bien se asume mayor riesgo, el beneficio puede ser proporcional a este factor. Se puede obtener una rentabilidad superior incluso a la inflación, con lo que el capital gana valor y poder de compra en el tiempo.

Rentabilidad

inversión en el tiempo

Este es otro punto en el que se diferencian. En el caso del ahorro, al solo tenerlo guardado para futuras contingencias, no tiene una rentabilidad apreciable. Muy diferente del capital que se invierte, que generará una rentabilidad variable, todo en función del riesgo.

Utilidad de los recursos

La utilidad de los recursos es diferente en ambos conceptos. Al ahorrar, se trata de cubrir gastos o imprevistos que podrían suceder en un futuro, incluso alguna factura de servicios.

En cambio, la inversión permite que el dinero se reinvierta para generar mayor riqueza. En este caso, el tiempo en el que se invierte generará rentabilidad a mediano o largo plazo.

Liquidez monetaria

Por último, el término de liquidez cuando ahorras permite que dispongas de la cantidad de dinero en el momento que necesites. Una diferencia notable de la inversión, ya que al invertir se requiere esperar un tiempo para disponer del capital. La pérdida de liquidez (o disponibilidad) se compensa con una mayor cantidad de dinero que en el principio.

¿Qué es más conveniente ahorrar o invertir?

Todo dependerá de lo que quieras obtener con tu capital. Si eres una persona que no tiene ahorros previos, lo que se recomienda es empezar a ahorrar, que te permitirá reunir un pequeño capital acumulado. Una vez que tengas suficiente dinero y quieras tener rentabilidad, puede que lo mejor es que inviertas.

Ahora bien, en función del tiempo, si necesitas pagar una deuda o salir de vacaciones, lo más recomendable sería ahorrar. No obstante, si tus propósitos u objetivos pueden manejarse a un largo mucho más plazo, invertir es la solución.

Si te gustó esta entrada, puedes compartirla en tus redes sociales. Y si ves algo más que pueda ser útil, escríbenos. ¿Existirán más diferencias entre ahorrar o invertir? ¿Qué crees tú de estos dos términos de acuerdo con tu experiencia? Nos gustaría saber tu opinión, abajo, en la caja de comentarios.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*