Dos Hermanos Dominicanos

Fuerte consternación en Puerto Rico causa la mu3rt3 de dos hermanos dominicanos que fueron mu3rt0s a b4laz0s durante una disputa vecinal en la localidad de Río Piedras.

Dennis y Neisibi Beltré fueron b4le4dos por un veterano de guerra identificado como Frank Rivera Saldaña luego de que sostuvieran una discusión. Uno murió de inmediato y el otro más tarde.

Los hermanos dominicanos eran oriundos de Azua. Apenas meses residiendo estos tuvieran una breve discusión supuestamente por un problema vecinal, presuntamente por el alto volumen de la música.

Acto seguido, Rivera Saldaña, utilizando un 4rm4 de fuego, les realizó múltiples d1sp4ros a los hermanos. En el lugar falleció Dennis. Mientras Neisibi fue transportado al hospital Centro Médico de Río Piedras, donde falleció.

El presidente del Comité Dominicano de Derechos Humanos en Puerto Rico, José Rodríguez, pidió que se investigue como un crimen de odio el as3s1nato de los dos hermanos dominicanos. El activista describió a Frank Rivera Saldaña, un expolicía municipal de Trujillo Alto, como «un supremacista blanco». Asimismo, denunció que el imputado manifestaba que sentía «odio por los dominicanos».

“Este es un crimen vicioso, xenofóbico y racista. Se tiene que aplicar el crimen de odio en este doble asesinato. Esta persona había expresado a un vecino que él odiaba a los dominicanos. Él respiraba odio contra los dominicanos”, dijo Rodríguez en una entrevista radial en Puerto Rico.

“Este tiene todas las características (de un supremacista blanco). La casa llena de armas, el odio hacia una raza, el asesinato a sangre fría… Se estaba riendo cuando fue arrestado”, agregó.

Rodríguez describió a las víctimas como obreros que mantenían a su familia en República Dominicana. Dijo, además, que otro familiar de las víctimas logró salvar su vida al esconderse debajo de un auto.

Contra el imputado se sometieron dos cargos por asesinato en primer grado, una por tentativa de asesinato y tres por violaciones a la Ley de Armas.

El juez Glen Velázquez del Tribunal de San Juan, encontró causa para arresto contra el imputado y le fijó una fianza de $900,000, la cual no prestó por lo que fue ingresado en prisión.

La vista preliminar fue fijada para el próximo 13 de junio.