En una fosa común.

Los cuerpos sin vida de cuatro personas que perecieron ahogadas en el Mar Caribe fueron depositados en una fosa común en el cementerio La Romana-Higueral, sin identificar y sin nadie que los reclamara.

Tras darse por terminadas las labores de rescate de una embarcación que naufragó, las autoridades correspondientes enterraron los cuerpos de las personas fallecidas.

Las autoridades confirmaron que las labores de rescate se suspendieron sin aportar novedad, mientras las tres mujeres y un hombre fueron depositadas en una fosa común, aunque no descartaron la posibilidad de que un familiar lo procure en algún momento.

Del naufragio ocurrido el pasado jueves frente a las costas de La Romana, no pudo ser identificado ninguno de los fallecidos, mientras que Rafael Vicioso, director provincial de la Defensa Civil, confirmó que los cuerpos de tres mujeres y un hombre fueron enterrados en el cementerio municipal ll a solicitud del hospital público Aristides Fiallo Cabral.

Tampoco se supo si hay sobrevivientes del naufragio, detectado en el lugar conocido como “La Pared” y del que las autoridades no tienen informaciones.

De los cuatro ahogados, tres son de nacionalidad haitiana y se comentó, sin confirmación, que pudieron haber salido de Cotuí.

El encargado de la Defensa Civil explicó que, como se suele hacer en estos casos, se tomaron las generales de cada uno de los cadáveres, incluido el color de la ropa que vestían, señales o marcas visibles en su cuerpo u otra marca distintiva.

A los cadáveres se les realizaron las tomas de fotografías de rigor, para en caso de reclamos, con un criterio forense y en compañía del médico legista, Benito Kelly y representantes del Ministerio Público.

El operativo de la Armada Dominicana para localizar los cadáveres se suspendió ante las pocas posibilidades de encontrar sobrevivientes o nuevos cadáveres, aunque se presume que los viajes ilegales, por lo regular, llevan entre 15 y 35 personas, según el tamaño de la embarcación.

ENLACE A LAS FOTOS