Las enseñanzas financieras del COVID-19

Cualquiera podría decir que el COVID ha hecho desastres con la economía, pero en Diario al Día te mostramos las enseñanzas financieras del COVID más relevantes

enseñanzas financieras del COVID-19

No todo lo que nos ha pasado con la pandemia es malo. Algunos aspectos de nuestra vida diaria han manifestado una mejor experiencia con esta detención de nuestra rutina. Sí, la economía personal ha experimentado un gran impacto, pues hemos recibido enseñanzas financieras del COVID-19.

Si bien es cierto que muchos puestos de trabajo se perdieron, otros fueron innovando con las nuevas tecnologías. ¿Cómo es posible esto? En la economía o en la rutina diaria, lo que antes hacíamos de forma frecuente y presencial, ahora se ha transformado en algo que debemos hacer desde la distancia.

Así que, en esta entrada nueva de Diario al Día, te queremos presentar lo que para nosotros ha representado las 5 enseñanzas financieras del COVID-19, las más importantes y que sabemos han impactado las finanzas de muchas personas en República dominicana y parte del mundo.

Enseñanzas financieras del COVID-19 – las más fundamentales

De verdad que la pandemia ha detenido el progreso y el avance del mundo en muchas formas. ¡pero no todo puede ser malo! En nuestro artículo sobre qué son las finanzas personales comentábamos que, para medirlas, eran necesarios 6 criterios: ingresos, gastos, ahorros, inversión, rentabilidad y protección.

Antes de la pandemia, hay que reconocerlo: se daba más prioridad a los gastos que a la inversión o a obtener rentabilidad del dinero; es decir, que muchas familias no experimentaban el hábito del ahorro ¡sino el hábito del despilfarro!

Con base en lo que ha significado la pandemia por COVID 19 en el mundo, hemos decidido resumir las enseñanzas financieras fundamentales que esta contingencia nos ha ofrecido. ¡Y vaya que no son pocas! Bajo estas líneas las vamos a resumir.

El teletrabajo – la mayor enseñanza financiera del COVID-19

La primera de las enseñanzas financieras del COVID-19: dar el todo desde la casa. Una de las primeras cosas que cambió con la pandemia fue la percepción del trabajo (para los que no lo perdieron). Si bien se necesita disminuir o evitar por completo el contacto y la presencia en físico, era necesario para las empresas mantener actividades de alguna forma para no perder la productividad completa.

Por tanto, muchos puestos de trabajo se vieron afectadas con la modificación de la jornada laboral desde casa. A muchos les puede parecer difícil combinar la actividad en el hogar con el trabajo dentro del mismo sitio, pero en este caso todo parte de la organización que se tenga para poder dividir ambos roles sin necesidad de que una entorpezca la otra.

La creatividad

Ahora bien, para aquellos que sí lo perdieron o tuvieron que detener sus actividades de forma obligatoria, la pandemia fue el momento ideal para explotar la creatividad. Hay un refrán que dice: “a grandes problemas, grandes soluciones”.

Muchas personas e incluso empresas tuvieron que reinventar sus modelos de negocios para poder generar ingresos. Probablemente la normalidad detiene la innovación y nunca hubieran pensado hacer lo que están haciendo actualmente.

Y esto no es malo. Por ejemplo: entrenadores tuvieron que cerrar sus gimnasios pues no era posible el entrenamiento físico con aglomeración. Por tanto, reinventaron la forma de contactar y entrenar a sus clientes a través de la distancia, utilizando las herramientas tecnológicas disponibles en la actualidad. Genial, ¿verdad?

Otro ejemplo también lo podemos encontrar en restaurantes o servicios de comida. Antes del COVID 19 no disponían de servicios a domicilio. Con la pandemia tuvieron que parar la aglomeración y si no se reinventaban, enfrentar el destino cruel de tener que cerrar. ¿Qué fue más fácil y más rentable? Aplicar la creatividad y aprovechar las estupendas oportunidades de este canal o nicho de mercado.

Mayor uso de la digitalización

Una de las áreas personales que han crecido con la pandemia es el uso de las diversas herramientas de digitalización que existen. Desde compras por internet hasta la banca online han aumentado sus tasas de uso desde que se implementó la pandemia.

Si bien es cierto que disminuyó la interacción personal y el manejo de efectivo para las actividades financieras y comerciales, los medios digitales fueron la salvación para no detener por completo el estilo de vida del ser humano.

Hay muchas teorías que dicen que el dinero efectivo (billetes y monedas) u otros recursos como los cheques al portador van a desaparecer. Pues la pandemia ya ha dado una advertencia sobre por qué causas podría empezar la extinción de estos recursos económicos, tan antiguo para las sociedades.

Una de las grandes ventajas de la digitalización es que nos permite realizar una mejor administración de todos nuestros recursos financieros y sin necesidad de salir de casa. Puedes comprar comida, medicinas, un viaje, pagar todos los impuestos y muchas cosas más.

Constancia en el ahorro

Otro de los aspectos que ha mejorado indirectamente es el ahorro. Debido a la paralización de diversas actividades, como la distracción y el entretenimiento, que podrían ser considerada como un despilfarro, muchas personas notaron un incremento sustancial en sus recursos monetarios.

activos productivos destacada

Debemos recordar que antes de la pandemia, los dominicanos se caracterizan por ser en extremo consumistas. Muchos desperdician alimentos, agua, electricidad y se puede decir que adquieren artículos en muchos casos no usan, solo compran para aparentar un estatus social y causar impresión ante el círculo social que los rodea.

Hay que recordar que muchas personas no ganan lo suficiente como para mantener ese estilo de vida consumista o de apariencia. Gracias a la pandemia, se ha podido entender mejor la necesidad de administrar lo más prudente posible los recursos económicos disponibles (que en muchos hogares son escasos) para hacer frente a diversidad de gastos.

En Diario al Día somos expertos escribiendo sobre estos temas, y sabemos que cuando ahorras, tu vida da un salto adelante y sabrás realmente que tus finanzas personales están mejorando.  

Optimizar los hábitos de consumo

En este caso y debido a los puntos anteriores del ahorro y la digitalización, más dominicanos están haciendo énfasis en ahorrar, en guardar dinero para futuras contingencias, guardando todo lo que se pueda y evitando gastar de más. Ya es hora de dejar de comprar por comprar y darle más crédito a lo necesario.

Una de las herramientas que nos permite optimizar de manera eficiente los recursos y que modifica sustancialmente los hábitos de consumo se denomina presupuesto. En Diario al día somo expertos en el tema. Si no has leído nuestro post sobre los pasos para hacer un presupuesto en 5 pasos, te invitamos a leerlo desde ya.

Lo más importante del presupuesto es que nos permite observar en qué áreas de consumo debemos mejorar o evitar, gracias a que nos revela nuestra situación financiera.

Los seguros médicos – mejor tenerlo para contingencias

Lo que antes podría ser algo circunstancial, con la pandemia tomó una relevancia sin precedentes. Inclusive se pensaba que no eran necesarios debido al impacto que podría tener a nuestros ingresos. En este caso nos referimos a los seguros médicos, que confirman que “es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo”.

Recordemos que los seguros médicos son aquellos que nos cubren gastos cuando enfermamos. Muchos tratamientos especializados de medicina tienen un costo elevado y, si decidimos pagarlos por nuestra cuenta, podrían llevarnos a la ruina monetaria. Así que pasaron de ser algo “accesorio” a ser una inversión de prioridad.

Mayor atención a las deudas

Debido a que muchos hábitos tuvieron que ser detenidos radicalmente por el COVID-19, los recursos que se invertían en ellos tuvieron que ser redirigidos hacia otros propósitos o fines.

En este caso, las personas están prestando mucha más atención a las deudas que a otra cosa. Lo mejor es que si el ingreso no se vio afectado, no había explicación alguna para detener o aplazar los pagos de deuda.

Recordemos dos cosas: aplazar, diferir o no pagar una deuda no se hace incurrir en errores mucho más graves en un futuro. Quizá se decrete el fin de la pandemia, pero nosotros tendremos en esta casa una pandemia mucho más grave aplazando deudas.

También hay que aclarar que cuando debemos, otras personas dependen de ese dinero para poder subsistir o pagar otros compromisos como: personal, materia prima, transporte, entre otros. Es decir, que no solo está afectando su futuro personal sino el presente de otros.

Las enseñanzas financieras del COVID-19 ¡solo en Diario al Día!

Por último, la mayor enseñanza que nos da el COVID-19 es pensar en los demás. Cuidarte es cuidar a los demás. Así que sigue las reglas y evita el contacto físico, usa la mascarilla y mantente aseo personal lo mejor posible. Esperamos haberte enseñado que, a pesar de que la pandemia ha sido perjudicial para nuestra salud, con todas las medidas que se han tomado nos ha dejado buenas enseñanzas financieras.

Si has experimentado alguno de estas enseñanzas, queremos que la compartas en la caja de comentarios. Por último, te dejamos este video de creatividad en tiempos de pandemia. Ben Gulliver, desde Reino Unido, perdió su empleo, pero consiguió “la mina de oro” en la innovación.

0 Comentarios

(cancelar)

En caso hayas autorizado los fines de uso adicionales anteriormente, no es necesario que lo vuelvas a marcar. Si deseas retirar dicho consentimiento, revisa el procedimiento en nuestras Políticas de Privacidad.