“Estoy Vivooo” Gritaba dentro del Cementerio.

En este mundo ocurren casos que dejan a uno sin palabras, una muestra es este que nos acaba de llegar.

Nagua.- Joselito quien vive cerca del nuevo cementerio municipal de esta ciudad, como cada noche pasa a pie frente a este campo santo. Pero en esta ocasión fue diferente, ya que cuando iba frente a frente a la puerta pues una voz se escuchó cuando grito:

¡Estoy vivoooooooo!…y fue el detonante para que Joselito emprendiera la corrida más rápida que ser humano haya tenido, al fin que hasta se pasó unos metros del frente de su casa y no era para menos. –Yo lo escuche cuando dijo..!estoy vivoooooo y vi el celaje dentro del cementerio.

La comunidad entro en pánico ante la noticia que le ha llevado de manera asustadiza y n tomaron la rapidez de llamar al 911, esta activó los organismos de prevención de la semana santa y en bola de humo se apersonaron hasta la puerta del campo santo, encontrando allí a un joven que decía:

-¡Estoyyy vivooooooo!…a lo que un miembro del Cuerpo de Bombero con temor a los muertos y con una cizaña acercándose a la puerta, pero al momento de cortar el candado para poder llegar hasta el joven y tratar de rescatarlo se volvió a escuchar una voz: -Guayyyyyyyyyy…estoyyyy vivoooooo y el bombero reculó con gran expresión temor.

Desde que la noticia llegó a los barrios de Nagua, Doña Josefa a quien su nieto le dice:- Abuela que es lo que pasa y la señora muy asombrada le responde: – Oye no hable mucho, dicen que el tipo estaba enterrado y que de un momento a otro, una persona iba pasando por el cementerio y escucho la voz cuando el hombre dijo: -Estoy vivoooooooooooo.

La parte frontal del campo santo se llenó de curiosos porque la información corrió como pólvora por las redes sociales, y un agente policial pregunta por el sereno del cementerio y otro le dice chequeeee por allá comandante, parte de una empaliza por el suelo y piñones rodando, dicen –que por ahí se fue como la jonda de ya usted sabe y ni porque estamos aquí ha vuelto.

El sereno era Ramoncito que todavía está en su casa con fiebre y un dolor de cabeza enorme, es que el susto fue tan grande, que solo atinó a correr cuando escucho en la puerta del cementerio la voz fuerte –Estoy vivooooo, cuenta su hija Mencía que esa voz aun le retumba en los oídos.

Los vecinos del cementerio solo comentaban que si era verdad que lo habían enterrado vivo.

La Defensa Civil desde que llego tomó el control y el bombero ya estaba más tranquilo y rompió el candado, abrieron la puerta y era verdad a la entrada del cementerio había un joven que puso a muchos a correr gritando en pleno cementerio y ya de noche…-Estoyyyyy Vivoooooooo.

Miembros de la Defensa Civil y del 911, recogieron al joven, lo montaron en la ambulancia y fue trasladado al hospital público de Nagua.

Después de todo ese avispero entre sustos y correderas del miedo a los fieles difuntos, entonces nos enteramos que el joven Andres encontrado allí tiene problemas mentales.

Fuente: Chilotetorresinforma / Francis