Los MITOS de las finanzas personales más comunes

mitos de las finanzas personales destacada

No solamente los mitos y las leyendas de fantasmas son los que existen. También podemos encontrar estos recursos literarios en ámbitos tan contrapuestos como el dinero. ¿No sabías que existen mitos en las finanzas personales? Pues sí, y muchos.

Estos mitos en las finanzas personales no son más que estereotipos que justifican ciertas actitudes irresponsables. Estos son la excusa perfecta para todo aquel que no ha sabido organizarse de forma eficiente en la gestión de sus finanzas. ¿Te pareces a una persona así?

Pues en esta entrada queremos enseñarte a no llevar una vida de excesos y justificaciones irresponsables. Para ello, vamos a enseñarte los 7 mitos de las finanzas personales que más se escuchan en el argot popular. Échales un vistazo para que puedas corregir tus hábitos si has aplicado alguno de ellos.

7 MITOS de las finanzas personales – los más destacados

Más que mitos, estas expresiones no son más que limitantes, que conducen a las personas a vivir en preocupación. Estas actitudes y creencias solo sirven para hacerte la presa perfecta de una vida rutinaria y llena de dificultades. Afectan la capacidad y el sentido de superación de todo aquel que pudiese practicarlas. Así que conozcamos cuáles son esos 7 mitos tan nocivos para nuestras finanzas.

Si eres empleado, eres un perdedormitos de las finanzas personales confusión

Una cosa es ser empleado y otra ser perdedor en el trabajo o tener, en general, una actitud perdedora. Hay muchos empleados que llevan una vida laboral exitosa, por tanto, esta frase es un mito total. Hay personas asalariadas que tienen una vida llena de éxito y prosperidad; su experiencia las ha llevado a desarrollarse en muchos ámbitos de vida, y manteniendo una estabilidad financiera estupenda.

Ser empleado tiene en sí una serie de beneficios tales como:

  • Horario fijo, que hará que puedas organizar tu jornada diaria con mayor control.
  • Tareas mejor descritas y acotadas en todas las jornadas. Es decir, es algo rutinario.
  • Dependiendo de tu salario, podrás satisfacer tus expectativas más rápido en el tiempo (corto o mediano plazo).
  • Tus días libres son LIBRES. Si sucede algún problema en tus días de descanso, es posible que te enteres cuando reingreses a tu jornada.

Ser empresario es sinónimo de mala personalidad

Muchos no se arriesgan a emprender por sus propios medios por el temor de ser considerados empresarios. Y, para muchos, ser empresarios es sinónimo de tener una mala personalidad. Pero no hay nada más alejado de la realidad, un prejuicio moral que simplemente te mantiene en una zona de confort, con pocas responsabilidades.

Si bien es cierto que existen empresarios malos que pregonan el egoísmo, la mentira y la trampa, también existen empleados con las mismas actitudes. Ahora bien, hay empresarios de alta calidad, que llevan una gestión impecable de su empresa o servicios, pregonando moral, ética y buenas costumbres en su negocio.

Este es el segundo de los mitos de las finanzas personales más difundido que perjudica sobremanera una actitud de independencia y emprendimiento. Esta percepción solo logra que las personas teman al éxito de forma autónoma o que lideren su vida personal y laboral de forma independiente. Además, aumenta la frustración y la visión negativa de todos aquellos que son sus superiores.

Si no tienes líos financieros, no progresas

¿Quién puede progresar teniendo solo problemas? Y a la verdad, nadie con problemas financieros tiene realmente éxito y progreso. Además, el sobreendeudamiento solo genera un círculo vicioso que puede llevarte a la desgracia. Si quieres conocer qué es el sobreendeudamiento, tenemos la entrada especial para ti.

Como mito es muy bueno, porque parece una historia de aventura. Como verdad de vida NO LO ES. Las personas que tienen éxito en su vida financiera es porque han sabido planificar sus finanzas, controlan sus ingresos y egresos, ahorran para contingencias futuras e invierten en bienes o servicios que aumentan su calidad de vida ¡y son personas tranquilas!

La ansiedad de tener cosas nuevas

La ansiedad es uno de los vicios y mitos de las finanzas personales en el que, por error, todos caemos en algún momento de nuestras vidas. Un problema que trae solo preocupaciones y destrucción de tu patrimonio o tus ingresos.

Someternos a un gasto sin necesidad parece ser la norma en la sociedad actual. Comprar cosas simplemente por capricho es el camino directo a la cárcel de la limitación.

Es imposible ahorrar en tiempos actualesMitos de las finanzas personales incredulidad

Uno de los enunciados favoritos de aquellos que tienen una vida financiera desordenada. Para ellos, el ahorro es imposible porque es contrario a sus vicios, como fumar, jugar, apostar, derrochar en mujeres o beber alcohol. Para todas estas cosas el dinero sí alcanza, pero para ahorrar no.

A estas personas hay que ayudarles a aplicar el hábito de la planificación de ahorro con por lo menos 1% de todo lo que ingrese. Lo fundamental es poder dar el paso en firme para ahorrar. Luego, se pueden trazar metas de ahorro como un porcentaje mayor (ejemplo: un 10%).

Comprar endeudándose

Hay quienes piensan que comprar a crédito o fiado es la única manera de comprar en volumen. Esto son las personas que no son organizadas con sus ingresos y sus hábitos de consumo. Y hacerse de la “vista gorda” sobre lo que gasta es algo perjudicial, financieramente hablando. Si quieres saber más sobre hábitos poco financieros (como este), nuestra entrada es especial para que los conozcas.

Parte de este pensamiento son los que piensan que las verduras y las frutas son caras, pero no salen de un restaurant o supermercado costoso para satisfacer sus necesidades alimentarias. Los primeros elementos son la base de una sana alimentación, mientras que los segundos (restaurant, supermercado) son solo apariencias y fastuosidades que influyen en aumentar las deudas.

La administración de un hogar a partir del endeudamiento no es la base de la tranquilidad. Es un camino (muchas veces sin retorno) hacia el fracaso, el colapso y la pérdida de la salud. Tendrá que vender bienes para poder pagar deudas, e incluso creará problemas entre la familia.

Visión de la buena vida como “suerte”

Para concluir este tema, la vida y tener buenas finanzas no es cuestión de suerte. Es sinónimo de empeño y constancia en lo que se hace. Las personas con una mente perdedora ven los eventos, mientras que los ganadores, luchan por los procesos.

Todo lo que se hace en vida representará un camino invisible que estará fundamentado en experiencias, valores y los conocimientos que tomemos. Toda nuestra vida se basa en experiencias, que pueden cristalizar positivismo o negativismo.

Be the first to comment

Leave a Reply