¿Prestamistas informales? Ayuda rápida, riesgosa y cara

Los prestamistas informales, una excelente opción para el dinero rápido a cambio de grandes sacrificios.

préstamo informal

En algunos casos cuando nos encontramos en emergencias económicas, necesitamos dinero de forma rápida para poder enfrentar el o los problemas. Y como toda la vida tiene una solución, hay algunas personas que trabajan desde la informalidad llamados “prestamistas informales” que ofrecen dinero para solventar estos inconvenientes.

El prestamista informal trabaja cediendo cantidades de dinero a aquellos que lo requieran, con mucha mayor rapidez que la banca tradicional, evitando el papeleo y el burocratismo. No obstante, es una de las actividades financieras más riesgosa tanto para los clientes como para la persona que realiza el préstamo.

Debido a la informal de esta actividad, los problemas no dejan de estar presentes. Los clientes pueden sentirse estafados por los excesivos intereses, y los prestamistas inseguros por el retorno de la inversión. Es por eso que en Diario al Día hablaremos acerca de la informalidad del prestamista. Definimos qué es, cual es un mercado, sus tasas de intereses y las garantías que pueden aplicar.

¿Qué es un prestamista informal en el mercado financiero?

Un prestamista de tipo informal es aquel que no requiere de legalidades a la hora de ceder una cantidad de dinero. Básicamente utilizan “la palabra”, con comisión que ambas partes Para poder trabajar con esta figura financiera, utiliza la información que tienen acerca de relaciones de tipo “personal” con la cual pueden definir las capacidades o voluntades de pago.

El mercado financiero informal del Prestamista

Entre las características que conforman el mercado financiero de los prestamistas informales, podemos mencionar lo siguiente:

  • La persona que presta el dinero lo realiza con más facilidades que el entorno formal bancario.
  • Utilizan operaciones que no tienen controles fiscales.
  • Su ámbito de trabajo es limitado, generalmente trabajan con personas de su entorno laboral, residencial, amistades, vecinos, familia.
  • Por lo general, su naturaleza de transacciones es relativamente baja, uno o dos préstamos en un período de tiempo.
  • Utilizan la presión para poder cobrar a sus deudores.
  • No utilizan métodos financieros de forma correcta.

Cualquiera de nosotros pudiera ser prestamista informal. No se requiere una formación previa ni tener una entidad financiera para poder ejercer esta labor. Solo necesitaremos tener clientes con necesidades financieras y con la disponibilidad de dinero, cederlo con ciertas condiciones. Esta actividad se le conoce como trabajo de crédito no bancario.

Riesgos

Tanto el cliente como el que es prestamista informal presentan riesgos a la hora de trabajar con dinero. Muchas personas utilizan la personalidad del prestamista para poder trabajar los pocos recursos económicos disponibles y poder sacar una ganancia con la cual seguir viviendo. Esto en el caso de los que pierden sus trabajos o sus modos de sustento y utilizan el préstamo de dinero como trabajo informal.

No obstante, otros que también son prestamistas informales utilizan este tipo de trabajo para obtener un lucro, que muchas veces puede notarse como “un aprovechamiento”. Es decir, que pueden usar este préstamo para sacar beneficios ingentes de las personas por el simple hecho de necesitar dinero rápido.

Cuando se es cliente, se corre el riesgo de tener grandes obligaciones para pagar la deuda. Los prestamistas se aprovechan de la rapidez o de la emergencia para cobrar tasas de intereses exorbitantes y de paso, se benefician que no existe supervisión por parte de organismos o instituciones.

En el caso de ser prestamista informal, ya que no existen garantías, también se corre el riesgo de perder el importe de dinero en manos de personas irresponsables que no tienen la voluntad para pagar el dinero.

Tasas de interés de los prestamistas informales

Este es uno de los puntos centrales del tema: el interés que perciben los prestamistas informales. En estos casos no se toma en cuenta ningún valor expresado por las entidades financieras los organismos de regulación competentes, sino que dependerá de la cantidad de dinero que se preste.

En este caso, se realizan acuerdos verbales entre ambas partes donde se manifiestan las condiciones que regirán el préstamo, se fija el interés y el tiempo o las cuotas a pagar y las garantías a aplicar en caso de que existan insolvencia o faltas de pago.

Para algunas personas, las tasas de interés pueden estar entre un 5 o 10%, incluso más. La aplicación de las mismas en muchos casos es inversamente proporcional, es decir, una mayor cantidad de dinero prestado tendrá una menor tasa. Pero si las comparamos con el sector bancario formal, podrían verse exageradamente altas.

Garantía de un prestamista informal

Con respecto a la garantía que tiene un prestamista informal, en este caso existen diversas opiniones. Unas son favorables y otras son desfavorables. Como vimos en el punto de los riesgos, tanto el prestamista como el cliente tienen puntos en contra.

Centrándonos en la personalidad del prestamista, muchas personas pueden eximirse de pagar la deuda, pues una de las características fundamentales de los prestatarios es la alta necesidad de dinero que requieren para consumir, producir o reinvertir.

En función de las grandes facilidades que tiene un préstamo informal, muchos de los prestatarios adquieren préstamos sin haber saldado anteriores. Esto impacta negativamente, ya que puede llegar el momento de falta de liquidez.

Algunas personas utilizan los procesos notariales para darle un sentido “más formal” o de garantía al préstamo. En este caso, el prestamista y el prestatario acuden al abogado notarial y registran el proceso de préstamo. En otros casos, el prestamista puede ceder la cantidad de dinero tomando como garantía bienes o prendas de valor, como joyas, electrodomésticos, coches, entre otros.

Otros son más excesivos. En vez de emplear términos legales, van un poco más allá, empleando formas más agresivas en caso que los clientes no realicen los pagos a tiempo. Utilizan amenazas y la presión para lograr el pago “responsable” de las cuotas o la cancelación del préstamo.

Evalúa la posición del prestamista con la mejor información de Diario al Día

Esperamos que hayas aprendido sobre el prestamista informal y todo lo que esta forma de actuación conlleva. Si has tenido experiencias prestando dinero rápido, danos tu opinión sobre cómo lo hiciste, abajo, en la caja de comentarios.

0 Comentarios

(cancelar)

En caso hayas autorizado los fines de uso adicionales anteriormente, no es necesario que lo vuelvas a marcar. Si deseas retirar dicho consentimiento, revisa el procedimiento en nuestras Políticas de Privacidad.