“Señores, váyanse a trabajar”

Santo Domingo, RD: “Señores, váyanse a trabajar”, fueron las palabras del abogado Johnny Portorreal Reyes a las personas que les vociferaban estafador y que estafó a una familia entera con la supuesta herencia millonaria.

El imputado, al momento en que era conducido al juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional bajo estricta medida de seguridad, volteó para mirar a las personas que lanzaban improperios en su contra y solo se limitó a decir que se fueran a trabajar.

El abogado fue trasladado al tribunal desde la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, donde fue recluido luego de su apresamiento en una villa de Boca Chica.

La Fiscalía del Distrito Nacional pide al juez Rigoberto Sena dictar un año de prisión en contra del abogado y que declare el caso complejo seguido en su contra por el delito de estafa y violación a la Ley de arma de fuego.

Para finales del año 2020, alrededor de 300 personas de apellido Rosario se habían presentado ante la fiscalía de la capital dominicana para querellarse en contra del abogado de Portorreal Reyes.

El abogado les habría cobrado distintos montos para supuestamente reclamar en su nombre una herencia por valor de 13 trillones de euros.

Por. Ramón Benzán