Tenía dos años y su madre le dió una compota que le QU!TÓ la vida.

Un niño de dos años murió luego de que este viernes se comiera una compota, según explicaron sus padres, en un hecho que tuvo lugar en el sector el Mechón de Jima Abajo, provincia de la Vega.

Según las declaraciones de Genesis Soray Ogando, la madre del niño, le dió a comer una compota y luego lo dejó acostado, pero cuando fue a revisarlo sintió como que no respondía por lo que lo llevó rapidamente a un centro de salud de esa localidad.

Ya en el centro medico la Dra Inoa quien es la encargada del area de emergencias y atendió al niño, expresó que cuando llegó no tenia signos vitales y tampoco frecuencia cardiaca, intentaron hacerle reanimación pero no respondió.

El cuerpo del niño fue entregado a Ciencias Forenses y luego se le entregó a sus padres con un acta de defunción que indica que la muerte fue por causas de un edema pulmonar.