Un Pelotero.

Niño ah0g4do junto otro vecino en el río Higuamo soñaba con ser pelotero para ayudar a sus padres

Manuel Antonio Vega

HATO MAYOR.- Luis Antonio Gregorio, de 14 años soñaba con ser pelotero para ayudar a su familia, pero su anhelo quedó trunco, cuando el pasado viernes salió a pescar en compañía de otro amiguito y mur1er0n ah0g4d0s en las aguas del río Higuamo, a su paso por el batey El Botecito, del distrito municipal Mata Palacio, en Hato Mayor.

Su anhelo era tan grande que desde más pequeño iba de a pie o pidiendo bolas desde Monte Coca hasta Consuelo , a ocho kilómetros a practicar pelota en una liga de béisbol infantil.

Héctor Manuel Presbill , encargado de la liga de béisbol de Luis Antonio Gregorio, al pronunciar el panegírico en el cementerio al momento del sepelio,destacó que la humildad y la obediencia lo llevaban por buen camino en el campo del béisbol.

“No soy familia de Luis Antonio, pero soy como un padre de Monte Coca, como le llamaba a este joven que corrían detrás su sueño, para ayudar a su familia”, narró entre sollozos su entrenador.

Siguió hablando de sus dotes de pelotero : “Iba todos los días a practicar, se sacrificaba porque quería ser pelotero, tenía sueños y anhelos, pero la vida le hizo una mala jugada “.

“El muchacho tenia esfuerzo, voluntad y talento a tal punto de venir en bolas o a pies , desde Monte Coca a Consuelo, un trayecto de unos 8 kilómetros , el deseaba ser alguien en el futuro”, según el entrenador.

Llamó a velar por por los hijos y cuidar más para que caso así no vuelven a pasar, y ” se mu3r4n sueños que puedan cambiar la vida de una familia y una comunidad “,

El entrenador se abrazó al ataúd gritando “mi querido hijo Monte Coca”.

Los compañeros de la liga a la que pertenecía Luis Antonio Gregorio le hicieron un homenaje , caminando delante del féretro, con un cartelón que rezaba un mensaje lamentando su mu3rt3 y vestidos con sus respectivos uniformes cada uno .

Mientras que los restos de Isaac Ortiz, de 14 años, el otro menor que pereció ah0g4d0, serán sepultados el martes ya que están a la espera de su madre que se encuentra fuera del país.

En el batey Monte Coca, del distrito municipal Mata Palacio, lugar donde residían los menores f4ll3c1d0s , el llanto no paran entre los habitantes de aquella demarcación cañera.

Be the first to comment

Leave a Reply